26/09/2019

«El estrés y la ansiedad laboral tienen solución sin necesidad de recurrir a ningún fármaco»

  • Alejandra Vallejo – Nágera dio una conferencia a empleados y equipo directivo del Grupo Pérez Moreno, como una de las actividades conmemorativas del 50º Aniversario de su constitución

La psicóloga y profesora del Instituto de Empresa, ESIC y de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Alejandra Vallejo – Nágera, ha dirigido hoy una conferencia sobre el estrés en el ámbito laboral a los trabajadores y equipo directivo del grupo empresarial canario Pérez Moreno. Este evento forma parte de las actividades organizadas por la empresa – acciones enmarcadas en el ámbito de cooperación social y cultural – dentro de los actos conmemorativos del 50º Aniversario del Grupo. El acto, celebrado en la Sala de Cultura de Cajamar en Canarias, fue presidido por el presidente del Grupo Pérez Moreno, Javier Pérez Zúñiga.

Javier Pérez afirmó, que esta iniciativa nos permite conocer y aplicar las herramientas necesarias para afrontar situaciones de tensión que se producen tanto dentro como fuera del entorno de la empresa: “el entorno urbano en el que vivimos, y nuestra condición humana hace que se generen momentos de nerviosismo, ansiedad, preocupación, que irremediablemente nos llevan a algunos cambios en nuestro comportamiento y conducta, rendimiento, estado de ánimo, y sin lugar a dudas, afecta directamente a nuestro organismo y a nuestra salud”. Es por ello que, hemos considerado muy interesante desarrollar esta acción dentro del Grupo Pérez Moreno, al objeto de aportar algunas claves, aclarar conceptos, que nos ayuden a sobrellevar con tranquilidad posibles momentos críticos en nuestras vidas.

Alejandra Vallejo – Nágera y el Presidente del Grupo Pérez Moreno, Javier Pérez Zúñiga

Bajo el título El estrés, la ansiedad, el rendimiento mental y la salud, la psicóloga Alejandra Vallejo – Nágera disertó sobre cómo estas emociones son, en principio, un buen escudo que nos protege de peligros y permite evitar o cambiar situaciones negativas, pero siempre de una forma sana. – El mayor activo de una empresa son sus empleados y en la actualidad la mayoría de las empresas ofrecen servicios de salud física, pero olvidan que ésta depende en gran medida de la salud emocional. Los seres humanos, especificó, “funcionamos bastante bien bajo presión, pero siempre que sea por una causa justa y sobre todo acotada en el tiempo”.

La psicóloga parte de la base de que el paradigma laboral ha cambiado con los años. Pasamos en el trabajo más tiempo que en casa y encima nos llevamos a casa el trabajo. No hay organismo que lo aguante. Lo que sucede en un minuto de la vida de un empleado, aseveró, no tiene nada que ver con lo que sucedía en ese mismo minuto hace 30 años. El asalto de novedades e hiperconectividad está a la orden del día, así como está expuesto de forma inmediata a miles de estímulos. Según la especialista Vallejo – Nágera “el cerebro humano no puede abarcar tanto al mismo tiempo y acabamos por tenerlo en carne viva. Esto altera la calidad de sueño o de descanso, el sistema óseo, el sistema digestivo y cardiovascular entre otras cosas”.

La motivación en el trabajo no depende del ambiente externo sino del estado interno, emocional y racional, de los que trabajan en ella. Alejandra asegura que “conocemos empresas que en momentos de crisis acaban convirtiéndose en cooperativas gracias a que los empleados la consideran como parte de su casa, de su familia, y que unen fuerzas para que su barco no se hunda”.

En algunos casos existe una línea muy fina que convierte en tóxico lo que en principio es beneficioso. Afirmó que el estrés y la ansiedad malsana no distingue edades, cultura o preparación, y son el origen en un porcentaje alto – entre el 60 y el 90% -, de las enfermedades o bajas laborales, debido a una mala gestión de las mismas.

En opinión de la especialista “el desgaste que el estrés y su hermana mayor, la ansiedad, producen en el cerebro y en la calidad de los telómeros es muy serio. El cuerpo avisa con dolores diversos: musculares, digestivos, óseos. Paliamos con medicamentos el aviso, pero no la causa, con lo cual termina avisando más fuerte cada vez. Así que volvemos a recurrir a los fármacos en dosis mayores y se vuelve a repetir el ciclo en una rueda imparable, cada vez más seria. Mientras nos fijamos en acallar el impacto de la molestia física, no nos damos cuenta de lo que está pasando con nuestra mente: pensamientos repetitivos, falta de creatividad, alteraciones del humor, descenso de la líbido, búsqueda de estímulos cada vez más fuertes como método de distracción, etc”.

Los síntomas que alertan a un trabajador de estar padeciendo este tipo de afecciones pueden variar desde las alteraciones físicas – dolores musculares, sueño demasiado ligero, digestiones pesadas, o incluso dolores de cabeza -, hasta sufrir limitaciones en el comportamiento – explosiones de carácter,

excesivo control, dificultad para escuchar a otros, comer demasiado azúcar o carbohidratos sin hambre-. Puede llegar tan lejos como provocar alteraciones de pensamiento, falta de concentración, lentitud o un descenso pronunciado del rendimiento laboral, incluso convirtiendo a las personas en esclavas del llamado estrés tóxico.

Ante estas alteraciones, la psicología mantiene el optimismo ya que hay evidencias científicas de solución sin necesidad de recurrir a fármacos, lo que repercute favorablemente en un cambio de actitud de la persona. Según afirmó Vallejo – Nágera “las técnicas de gestión de estrés sin fármacos son extraordinarias y eficaces, pero no producen efectos inmediatos. Hay que entrenar poco a poco y a diario. Es la única manera de recuperar la neuroplasticidad que se aniquila a causa de los agentes químicos irritantes que genera el estrés”.

Por lo tanto, aseguró que “el manejo del estrés sin fármacos es sencillo y la ciencia ofrece pruebas de eficacia irrefutables. Precisamente su sencillez es su peor aliado porque está de moda lo costoso y lo complicado. Además, a la mayoría de la gente le cuesta creer en sus efectos porque no son inmediatos, aunque se prolongan a lo largo de toda la vida. Una vez aprendes a mantener la calma en momentos desafiantes, ya lo haces siempre. Merece la pena”.

Biografía Alejandra Vallejo – Nágera

Alejandra Vallejo – Nágera. Alejandra es, sin duda, un referente dentro del mundo de la psicología de empresa. Es licenciada en Psicología y profesora en el Instituto de Empresa, en ESIC (Escuela de Negocios y Centro Universitario), y la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). También es diplomada y profesora del Programa Mindfulness Based Stress Reduction, del Centro para el Mindfulness de la Universidad de Massachussetts, Medical School, en Estados Unidos.

También ha publicado 34 libros, entre ensayos de psicología, inteligencia, historia, literatura y ciencia infantil y juvenil, además de haber colaborado en programas de televisión sobre temas de salud como “Saber Vivir” de Televisión Española, o “Gente Despierta” de Radio Nacional.

Alejandra viene de una familia de grandes profesionales de la psiquiatría como Juan Antonio Vallejo – Nágera, su padre. Premio Nacional de Medicina y con una fecunda carrera literaria.

NUESTRA HISTORIA

1967
1968
1970
Inicio de la actividad turística con Los Girasoles
1973
1975
Salto a otras islas
La segunda generación se incorpora a la gestión
2003
2003
Nace Relaxia para la actividad turística del grupo
Instalación de la primera planta fotovoltaica sobre cubierta en Lanzarote
2006
2013
Ayagaures se une por completo a la familia
Nuevas oficinas en Triana
2017
2018
Un hito para el recuerdo: el 50º Aniversario

arrow arrow